¡Enhorabuena, ya eres mamá! La llegada de un bebé al hogar es uno de los momentos más amorosos y felices que puedes experimentar en tu vida. Lo sé porque yo misma lo he vivido.

Sin embargo, también sé que, tras el parto, las sensaciones y cambios físicos o emocionales pueden resultar abrumadores.

Piensa que has necesitado 9 meses, 270 días, unas 6.600 horas para adaptar tu cuerpo, que se encargaba de dar cobijo, alimento y protección a tu bebé.

Con el parto, llegó el milagro: la entrada de un nuevo ser en tu vida. Pero también las emociones encontradas, las alegrías mezcladas con llantos, las preguntas angustiadas que solo encuentran respuestas técnicas. Las dudas y los miedos.



Vive la maternidad en plenitud y reconecta con tu
cuerpo y tu mente

Durante la gestación, tu cuerpo fue llenándose, a la vez que vivías experiencias intensas de transformación. Con el parto, se ha producido un vacío, corporal y emocional, que necesitas volver a llenar.

De poco te sirven los mil y un consejos de terceros, los tecnicismos y las teorías. Estás viviendo una experiencia inédita, sin precedentes en tu vida.

Pero el yoga te ayudará a gestionar esta nueva experiencia. Con su práctica actuarás sobre tu cuerpo, pero también sobre tu mente, estimulando tu sistema nervioso. Mediante sencillos ejercicios posturales y respiratorios, activarás tu sistema parasimpático, y así obtendrás relajación física, mental y espiritual.

15 minutos de relajación profunda equivalen a horas de sueño normal.
La relajación consciente será de gran ayuda en el POSPARTO, momento en que se alteran las horas del
sueño normal para cubrir las necesidades de alimentación de tú bebé.
Gracias a las técnicas de relajación del yoga, podrás recuperarte de manera más rápida y efectiva
durante los periodos de mayor cansancio.

¿Qué puedes obtener con el YOGA POST PARTO?
La recuperación de tu aspecto físico, de forma suave y tranquila.

La conexión con emociones a través de la relajación.

Un descanso reparador y consciente.

Mayor flexibilidad y firmeza corporal.

Una espalda más fuerte y relajada.

Brazos y cuello tonificados.

Matriz y órganos internos recolocados.

Suelo pélvico y faja abdominal más firmes.

Autoconocimiento corporal y mejor gestión de las emociones.


…Y algo todavía más poderoso:

LA CONEXIÓN ÍNTIMA CON TU BEBÉ

Nadie como tú puede hablar de ese vínculo tan precioso que ha nacido entre tu bebé y tú. En mis clases de yoga, encontrarás un espacio especial para estimular esta conexión, que te ayudará a vivir con mayor plenitud la experiencia de la maternidad.

Integrando el contacto con tu bebé en las prácticas de yoga, conseguimos un aprovechamiento integral de todos sus beneficios. No te pierdas tampoco mis clases de Masaje Infantil y mis Encuentros maternales (lactancia, acompañamiento emocional, situaciones especiales…).
PIDE AHORA TU SESIÓN
gratis y sin compromiso, primera sesión evaluativa

¿”Depresión post-parto”? ¡FUERA MITOS!

Seguro que has oído muchas veces esa temida expresión. Olvídate de ella. La maternidad es un territorio ignoto sobre el que se vuelcan toda clase de mitos, miedos y ansiedades, así que no permitas que los prejuicios venzan sobre la deliciosa oportunidad que se te presenta.
Al ser madre, experimentas una serie de cambios que te hacen sentir extraña. Esto es muy normal, porque estás afrontando algo nuevo sobre lo que careces de registros actualizados. Gracias al yoga post-parto, puedes enseñar a tu cuerpo y a tu mente a entrar en contacto con esta nueva realidad. Desde una posición consciente, sabrás cabalgar esa montaña rusa que son los primeros (días o meses) tras el nacimiento de tu bebé. .



SÍGUEME EN LAS REDES

SUSCRÍBETE GRATIS


y obtén mis 3 esenciales para disfrutar el embarazo en plenitud